¿Dónde está la Argentina y hacia dónde va?



Visit website

El Cronista

La meta para las renovables es alcanzar una participación del 20% de la matriz para 2025. En la práctica, se adjudicaron 59 proyectos por 2.423 MW, más otros 500 MW de 11 contratos previos a la actual gestión.

New Market Rules in Argentina”, un título que no deja libre interpretación sobre las razones que convocaron a los asistentes de la segunda edición del foro sobre energías renovables que organizó el Global Wind Energy Council (GWEC), días atrás. La cita, que tuvo lugar en un pomposo salón de la Bolsa de Comercio porteña, permitió delinear el nivel de avance de los proyectos de generación en ejecución, los aspectos normativos de la ronda 2 del Programa RenovAr y las inquietudes que aún persiguen a los inversores sobre el futuro del mercado energético local.

Las palabras de bienvenida quedaron en boca de Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería de la Nación, quien aprovechó para resaltar que la seguridad energética y el cambio climático son dos caras de una misma moneda, y que la Argentina es un fiel reflejo de aquellos que no supieron manejar esos dos objetivos.

“En la última década, el país perdió el autoabastecimiento energético y hoy, entre otras cosas, tenemos la mitad de la provincia de Buenos Aires bajo agua. El Gobierno nacional, desde el 10 de diciembre de 2015, se propuso redefinir la estrategia energética de todo el país a partir de estos dos objetivos”, afirmó, al tiempo que reflexionó: “Su sector (por los renovables) sostiene que, para 2030, toda la matriz podría ser abastecida por fuentes limpias, pero, por otro lado, del sector de dónde vengo (hidrocarburos) asumen que esa declaración es imposible de cumplir y solo será a costa de un castigo económico en el presente. Nosotros creemos que entre ambos existe un camino y estamos ante una transición”.